Fútbol Colombiano

Atlético Nacional, creciendo en su idea

Los números del actual torneo, muestran a un Atlético Nacional con una efectividad notable. Ahora, la idea de juego del entrenador, va en plena mejoría, aunque con detalles por afinar.

La tropa, al frente.

Los equipos de Almirón se han caracterizado por sumar muchos efectivos en ataque para tratar de maniatar al rival desde la salida. Esta huella se ha trasladado a este modelo 2018 del cuadro verde. Al equipo le gusta comenzar los partidos imponiendo condiciones en campo rival con la pelota como gran aliado. Es por eso que de a poco la dupla que conforman Macnelly y Castellani puede terminar siendo fundamental y eje central del juego que pretende el entrenador.

Ante Millonarios por la súperliga el equipo careció de un hombre que le diera pausa al juego, que supiera administrar la caja de cambios. Ese hombre es Macnelly que ya ante Santa fe mostró que su talento y capacidad de simplificarlo todo con un toque puede ser la ficha que termine de completar el crucigrama.

Castellani es un jugador pausado que sabe cuándo y dónde acelerar. Es fino en el traslado de la pelota y con Macnelly a su lado pueden cocinar el fútbol de Nacional, ese que tiene tantas opciones de pase a lado y lado de la cancha que hace que por momentos el rival tema pasar la mitad de la cancha.

La defensa debe mostrar mayor finura.

Si bien es cierto que Santa fe no lo atacó mucho, la imagen que dejó el equipo (si sumamos el juego ante Millonarios) es la de un equipo que deberá aprender a resguardarse mejor cuando lo atacan.

Se aplaude de entrada la idea del entrenador, es decir atacar regulando cada movimiento, pero el fútbol es de dos facetas, y el hecho de utilizar tres hombres en punta más dos interiores con características más de elaboración que de recuperación terminan exponiendo demasiado al volante ancla, sea Loaiza o Arias.

Es allí cuando a los extremos se les pide un mayor aporte a la hora de recuperar el balón y es allí cuando el equipo debe articular mejor sus movimientos de achique y agrande al retroceder dependiendo de lo que pida la situación determinada de juego.

Por ahora la idea de Almirón y compañía parece gozar de la aceptación popular. El tiempo dirá si este equipo, llamado a pelear la copa libertadores, termina construyendo un sueño adaptado a un estilo que seduzca a su afición.

Mauricio Agudelo Arcila
Gente, Pasión y Fútbol.